Blog

Island people

Reservar
Ver todas las noticias

Blog

Tradiciones navideñas "Cant de la Sibil.la"

16/12/2019

Declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en el año 2010, el Cant de la Sibil·la, un canto de origen medieval y de melodía gregoriana, llegó a Mallorca de la mano de Jaime I “El Conquistador” para convertirse en la tradición más singular de la Navidad.

El 24 de diciembre un canto enmudece a los asistentes a las tradicionales Matines (Misa del Gallo) mallorquinas. Se trata del Cant de la Sibil·la, un canto de origen medieval que tan solo ha sobrevivido al paso de los años en Mallorca.

Introducido en la isla mayor de las Baleares después de la Conquista de Jaime I, profetiza la llegada del Redentor y del Juicio Final. La que probablemente sea la tradición navideña más antigua y característica de Mallorca, se entona sin acompañamiento instrumental, exceptuando los preludios entre estrofa y estrofa. A pesar de que inicialmente se cantaba en latín junto con una melodía gregoriana, a partir del siglo XIII ya hay documentadas las primeras versiones en lengua catalana.

Protagonizada por una única persona, ésta viste con una túnica, a veces bordada en el cuello y en la parte inferior, acompañada habitualmente por una capa. El imponente vestuario se complementa con una espada que mantiene suspendida delante de la cara y con la que, una vez finalizado el acto, forma una cruz.

El personaje de la Sibil·la representa a las pitonisas cuyos libros proféticos eran consultados en el mundo antiguo para conocer el futuro de una comunidad. El cristianismo adoptó este personaje y lo incorporó como un elemento más de la liturgia navideña.

El Cant de la Sibil·la emociona cada Nochebuena en prácticamente la totalidad de los municipios de Mallorca, siendo las Matines más concurridas y de mayor tradición las que se celebran en el Santuario de Lluc y la Catedral de Palma.

No es de extrañar que, aclamado como uno de los fenómenos más singulares y relevantes de la historia musical mallorquina por la convergencia de tradición popular y música culta, haya sido declarada Bien de Interés Cultural Inmaterial y Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO desde el año 2010.

 

Fuente: Govern Illes Balears

Blog

Recetas Inturotel: Coca de Trampó
22/07/2020
Recetas Inturotel: Coca de Trampó
Mallorca es una isla llena de sabor y recetas deliciosas con la dieta mediterránea en su ADN. Queremos compartir contigo una de nuestras recetas favoritas para los meses de verano: “la coca de trampó”. “Coca” podríamos traducirla como tarta (en este caso salada) y el “trampó” viene a ser una ensalada de la huerta que lleva tomates maduros, pimiento verde y cebolla blanca ( de la dulce, que no pica). Muchos mallorquines tienen huerto propio y recurren a él para la elaboración de sus platos favoritos, una cocina genuinamente local y Km 0.     El resultado puede que os recuerde una pizza , pero sin mozzarella. Seguramente los orígenes de la pizza italiana y las cocas mallorquinas son comunes. Siglos de intercambio cultural-gastronómico en el mediterráneo han propiciado la creación de unos recetarios de incalculable valor. Te invitamos a conocer nuestra rica gastronomía alojándote en alguno de nuestros hoteles. En Inturotel te recomendaremos los mejores mercados, panaderías, pastelerías… de la isla y en nuestros buffets y restaurantes podrás degustar producto local y recetas típicas de Mallorca. A continuación te mostramos como elaborar tu propia “coca de trampó” para que la disfrutes en buena compañía y acompañada de un buen vino tinto mallorquín.     “Bon profit!! I bon estiu” Buen provecho!! I feliz verano   Coca de trampó para 4 personas INGREDIENTES 3 o 4 tomates maduros 2 pimientos verdes 1 cebolla blanca Sal, pimienta, pimentón dulce y aceite de oliva Para la masa: 1/4 vaso aceite de oliva 1/2 vaso agua tibia 1 trozo de levadura de panadería 1 cucharada de manteca Harina la que precise CON LAS MANOS EN LA MASA: Precalentar el horno a 200 grados. Preparar el “trampó”, cortando el tomate y el pimiento verde a cuadraditos y la cebolla picada, mezclar todo en un bol salpimentar añadir pimentón dulce y aceite. Dejar un poco de tiempo en reposo para que haga adobo. Mientras tanto mezclamos el aceite, el agua, la manteca, la levadura y la harina y amasamos bien. Añadir harina hasta que empiece a despegarse de los bordes. La masa ha de quedar blanda y un poco pegajosa, no demasiado dura. Extender con los dedos la masa sobre una bandeja de horno, préviamente humedecida con aceite. ¡Y a degustar un plato tradicional de Mallorca!
Ventajas exclusivas
TOP
Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies para recoger información estadística. Más información aqui