Blog

Island people

Reservar
Ver todas las noticias

Blog

¡Somos mallorquines!

28/08/2020

¡Somos mallorquines! ¿Te gustaría conocer nuestras costumbres?

 

Mallorca es una isla fascinante por su historia y su belleza, famosa en el mundo entero por sus playas azul turquesa y su riqueza natural. Un paraíso en el que, además de los miles de turistas que nos visitan cada año, vivimos nosotros, los mallorquines. ¿Te apetecería conocernos un poco mejor, saber más acerca de cómo somos, de nuestras costumbres y tradiciones? ¿Sí? ¡Pues permite que nos presentemos!

 

Somos generosos y alegres, como la belleza que nos rodea

 

Hay quien dice que, como buenos isleños, nuestro carácter es un poco cerrado. Y aunque al principio te pueda dar esa sensación, ¡nada más lejos de la realidad! A los mallorquines nos encanta hacer vida social en la calle, detenernos a charlar con nuestros vecinos sobre cualquier cosa, escuchar música en la plaza del pueblo, quedar a tomar algo a cualquier hora del día o de la noche con nuestros amigos...

 

Lo que sucede es que somos personas sencillas, siempre hemos tenido alma campesina. Por eso no nos gusta la gente que se da aires de grandeza o que trata de impresionarnos: ¡eso no va para nada con nuestro carácter! Si te fijas bien, nuestro modo de entender la vida está marcado por esta sencillez: la arquitectura de las casas en las que vivimos, los mercados tradicionales en los que hacemos la compra, la ropa sobria con la que nos vestimos, los pequeños bares en los que nos tomamos el café o el aperitivo...

 

Es verdad que, precisamente por este carácter sencillo, al principio nos cuesta hablar de nosotros mismos (pero no porque seamos cerrados, sino por pudor). Ahora bien: una vez cogemos confianza con nuestro interlocutor, podemos ser personas la mar de expansivas, extrovertidas y alegres. Y, sobre todo, muy generosas.

 

La generosidad es un rasgo que nos define probablemente más que ninguno. Entre amigos siempre suele haber disputas en los restaurantes, pues uno siempre insiste en invitar al otro, y viceversa. Y si durante tus vacaciones estás buscando un lugar y vienes a pedirnos ayuda para encontrarlo, ¡nos desviviremos por ayudarte, y hasta te acompañaremos al lugar para que no te pierdas, si es preciso!

 

Nos apasionan el mar y foravila

 

Nuestra fuerte conexión con el mar que nos rodea, con foravila (campo en mallorquín) y la payesía, impregnan nuestro carácter. Nos apasiona salir a pasear en barca, a nadar, a bucear, a practicar vela, a pescar...

La mayoría de nosotros tiene un huerto propio, o algún familiar con tierras labradas en el que nos abastecemos de verduras de primera calidad para elaborar nuestros platos mas preciados.

Y cuando el calor afloja, entre otoño y primavera, nos encanta salir a la montaña, hacer excursiones en familia y con amigos. Las vistas desde las cimas de nuestras montañas son indescriptibles, hay que vivirlo en primera persona.

 

Amamos nuestras tradiciones, nuestra gastronomía y nuestra lengua

 

¡Nos encanta festejar! Y lo hacemos a lo grande. Desde los foguerons (hogueras) y beneïdes en honor de Sant Antoni o Sant Sebastià, a la celebración de fiestas populares de cada pueblo, algunas tan antiguas como El Ball des Cossiers de Montuiri y Manacor, El Ball dels Cavallets, de Felanitx, o la fiesta de La Beata, de Santa Margalida.

 

Y las clásicas matances, fiesta familiar gastronómica en la que la familia se provee de sobrasada y carne de cerdo para pasar todo el año, y en la que se desayuna, almuerza y cena platos exclusivos de esta celebración y que no comemos el resto del año.

En tu próxima visita, te animamos a probar algunas delicias de nuestra variada y exquisita cocina mediterránea, como la ensaïmada, la coca de verdura, el trampó, el arròs brut, el tumbet, las berenjenas rellenas, las empanadas, los cocarrois o el helado de almendra con gató, entre otras.

 

También tenemos una lengua propia, el catalán de Mallorca, de la que nos sentimos orgullosos, y que queremos proteger para que nuestros nietos puedan expresar sus sensaciones, emociones y sentimientos. Una lengua derivada del latín con una musicalidad en sintonía con el paisaje que habitamos. Te animamos a aprender con nosotros alguna de nuestras palabras y expresiones: bon dia, bon vespre, bona nit, bon profit, avui, demà, puput, oblada, cranc, mel.lera, figa, capfico… Y nuestro popular Uep! com anam? (Ei! ¿cómo estás?).

 

Para nosotros, no existe otro lugar como Mallorca

 

El hecho de vivir en una isla, territorio limitado y rodeado del inmenso mar, nos ha apegado a esta tierra de manera excepcional. Los mallorquines sentimos que, como en Mallorca, no se está tan bien en ningún otro lugar del mundo. Aquí lo tenemos todo para ser felices: playas, montañas, un clima agradable todo el año, una gastronomía exquisita, hermosos pueblos milenarios, mercados populares, cultura, historia y el tiempo necesario para vivir la vida a nuestro ritmo: con calma, sin prisas, saboreando cada momento y cada lugar.

 

Si quieres descubrir todas estas curiosidades tan nuestras, lo mejor que puedes hacer es venir a conocernos. Alójate con nosotros en alguno de los hoteles Inturotel en Mallorca, ¡te recibiremos con los brazos abiertos! Y estaremos encantados de ayudarte a planificar tus visitas alrededor de la isla.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Blog

Parque Natural de Mondragó, un aunténtico paraíso
10/06/2022
Parque Natural de Mondragó, un aunténtico paraíso
El Parque Natural de Mondragó es una de las grandes joyas naturales de la isla de Mallorca. Puedes disfrutar de una gran variedad paisajística, playas paradisíacas de aguas turquesas y arena blanca, y de la diversidad de su flora y fauna. En 1992 fue declarado Parque natural después de una gran movilización social para evitar su urbanización. Es también Área Natural de Especial Interés (ANEI) y forma parte de la Red Natura 2000 como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC). Está situado en la costa sureste de la isla, en el término municipal de Santanyí y cuenta con una extensión de más de 700 hectáreas de las cuales, 95 son de dominio público. Podrás llegar muy fácilmente desde cualquiera de nuestros hoteles situados en Cala d’Or y a tan solo a tan solo 7 km. Te recomendamos acceder al parque en bici o caminando y que evites el coche, de este modo podrás disfrutar al máximo del recorrido que atraviesa Cala Llonga, Portopetro y su bella bahía, zonas rurales…En los meses de verano podrás utilizar la línea regular de autobús 521, con parada a pocos metros de tu hotel.     Qué hacer en el Parque Natural de Mondragó El Parque Natural de Mondragó se puede recorrer a pie o en bicicleta. En la entrada hay un punto de información donde te orientaran sobre la visita , lugares de interés y todas las rutas de senderismo o bicicleta que hay habilitadas. Son rutas cortas y sencillas que se pueden realizar incluso con niños. En estas rutas disfrutarás adentrándote en el campo o bordeando la pequeña albufera o la impresionante costa. Siglos de actividad agrícola y ganadera han definido su paisaje. Destaca la gran cantidad de paredes de piedra en seco y barraques de roter (refugios de piedra utilizados como alojamiento de personas, animales o aperos) que pueden ser de vigas o de curucull (de cubierta cónica). También puedes encontrar sitges (carboneras), barracas de carboneros y hornos de cal, además de otros elementos como: varaderos para embarcaciones, canteras de piedra arenisca, pequeñas construcciones defensivas y escondrijos de contrabando.   Flora Como canta Raimon: “la genista florece i en el campo hay rojo de amapolas...”. En primavera el parque muestra todo su esplendor gracias a la diversidad de flores que lo tapizan; orquídeas, amapolas, margaritas, zarzamoras y arbustos en flor como las estepas (cistus albidus), la gatova (genista lucida), el romero (salvia rosmarinus) y los árboles con flor como el tamarindo. A ellas acuden infinidad de insectos polinizadores cruciales para que el ciclo natural se complete. Desde el parque se organizan multitud de talleres de concienciación medioambiental, uno de ellos en el marco del programa europeo www.life4polinators.com , que te recomendamos visites y en el que te animamos a participar.   En los fondos marinos del parque la Posidonia oceánica garantiza la transparencia de las aguas y es alimento y cobijo para multitud de especies. Las islas baleares son uno de los santuarios de conservación, enclaves del mediterráneo en el que esta planta submarina goza de un mejor estado de conservación y a su vez de mayor protección. Según una publicación de Greenpeace esta planta tiene 7 características maravillosas, aquí van algunas: 1) Es el ser más longevo del planeta, con 1.000.000 de años. 2) Las praderas de posidonia son el lugar de puesta y refugio de peces, crustáceos y moluscos, fomentando la biodiversidad. 3) Defiende las playas y protege la costa de la erosión. 4) Fabrica playas blancas, 5) Lucha contra el cambio climático y es nuestro pulmón del mediterráneo.     Fauna El Parque Natural de Mondragó ha sido declarado Zona Especial de Protección de las aves. Aquí los aficionados a la ornitología serán recompensados con bellos avistamientos en un entorno natural único. Es por ello que se recomienda a los visitantes mantener un bajo nivel de ruido y llevar prismáticos. Algunas de las aves habituales que te puedes encontrar en los cielos del parque son: el vencejo común (apus apus), tórtolas (Streptopelia), abubillas (Upupa epops) o cormoranes (Phalacrocoracidae). En aguas estancadas también puedes encontrar la focha común (fulica atra) i gallineta común (Gallinula chloropus). Algunas especies que también podrás observar: Cerca de la costa: Falco eleonorae, , Monticola solitarius, , Puffinus mauretanicus, etc. En el campo: Alectoris rufa, Carduelis carduelis, Milvus milvus, etc.  Más difíciles de avistar: Merops apiaster, Alcedo atthis, etc. (tal vez las veas desde tu tabla de paddle surf en las horas más tranquilas).   Algunos animales con los que puedes cruzarte: tortuga, erizo, marta, liebre… Te pedimos que por favor no les molestes i en ningún caso los toques.     Calas del Parque Natural de Mondragó Aunque no se trata de un parque marítimo terrestre como el del Archipiélago de Cabrera (que también te recomendamos visitar, consulta nuestro post Cabrera: a day in Paradise 31/05/2021), es un parque que mira al Mar en toda su extensión. El Parque abarca varias calas, de las que destacan tres: Cala Mondragó, S’Amarador y Es Borgit, aguas prístinas rodeadas de un entorno natural paradisíaco. Sus playas de arena blanca y aguas llenas de vida hacen de ellas un lugar de ensueño donde disfrutar de la paz que nos regala la naturaleza.   Cala Mondragó, también conocida como Caló de sa Font de n’Alis, es la más cercana al centro de información del parque y la de más fácil acceso. Es ideal para disfrutar en familia ya que además de tener fácil acceso, dispone de restaurante. Es considerada una de las 20 mejores playas de Mallorca y aunque puede llegar a estar algo concurrida durante los meses de pleno verano estamos seguros de que no podrás resistirte a sus aguas color turquesa.   S’Amarador, es una playa totalmente virgen y preciosa, de arena fina y con una vegetación que caracteriza su sistema dunar, actualmente en reconstrucción. También tiene un estanque que crea un embalse de agua procedente del torrente que desemboca en esta cala, en el cual se reproducen las tortugas de tierra. El topónimo de s'Amarador menciona un uso antiguo de los estanques que consistía en sumergir durante un tiempo fajos de lino y cáñamo para la obtención de fibra vegetal; o bien troncos para darles resistencia y poder ser empleados en la construcción de embarcaciones o como vigas para viviendas. Se encuentra a tan solo 400 metros de Cala Mondragó y se puede ir a pie bordeando la costa.     Caló des Borgit, la más pequeña y tranquila ya que tiene el acceso algo más complicado. Pero si lo que buscas es tranquilidad y alejarte de aglomeraciones, este es tu lugar. Tiene un entrante de mar con forma de uve y la cala se caracteriza por tener dimensiones reducidas, un pinar frondoso y arena fina, lo que le da un aspecto muy virgen. También está rodeada de acantilados de escasa altura y ofrece paz y tranquilidad ya que está alejada de los centros turísticos de la zona. El acceso por carretera es sencillo siempre y cuando se sigan las señalizaciones. Al llegar a una especie de aparcamiento y estacionar el vehículo, los últimos 300 metros se deberán realizar a pie.   Si lo que buscas es pasar unos días en plena naturaleza y lejos del bullicio, este es el lugar ideal. Desde Inturotel te invitamos a descubrir este paraíso que seguro, ¡te va a encantar!            
Ventajas exclusivas
TOP