Blog

Island people

Reservar
Ver todas las noticias

Blog

Naturaleza y cultura en Mallorca: 5 excursiones inolvidables

25/03/2021

Mallorca es un tesoro natural, histórico y cultural. Hoy queremos proponeros 5 excursiones para la planificación de vuestro próximo viaje a Mallorca con Inturotel. Estar contacto con la naturaleza hace la vida más hermosa y nos hace más felices… Os recomendamos buscar tinerarios y mapas en alguna aplicación como Wikiloc. ¡Empezamos!

 

 

Santuario de Sant Salvador

 

Este santuario del siglo XIV, situado a 500 metros sobre el nivel del mar, ofrece unas espectaculares vistas panorámicas de Mallorca. Los orígenes del Santuario de San Salvador se remontan a 1348, y en la actualidad lo componen una iglesia del siglo XVIII, una pequeña capilla de 1910 y un monumento a Cristo Rey, de1934.

 

Esta excursión transita por un sendero tranquilo y agradable, apto para toda la familia. En el sendero encontraréis un Via Crucis del siglo XIX, con diferentes estaciones que representan momentos vividos por Jesús el día de su crucifixión. También encontraréis “el macolí del gegant” (o “la piedrecita del gigante”). Según cuenta la leyenda, un día a un gigante que atemorizaba a las gentes del lugar se le cayó una “piedrecita” del zapato. Hoy sigue siendo costumbre entre los habitantes de Felanitx lanzar una piedra a esta gran roca, que queda a unos 10 metros del sendero, y pedir un deseo.

 

La duración de la ascensión es de 1 hora. El Santuario de Sant Salvador se encuentra en la localidad de Felanitx, a tan sólo 20 kms de la preciosa Cala d’Or, donde podréis alojaros en alguno de los hoteles Inturotel junto al mar.

 

 

El bosque de Lluc y su monasterio

 

El Santuario de Lluc es el lugar de peregrinación más importante de Mallorca, y uno de los más conocidos de Europa. Se encuentra en uno de los enclaves naturales más hermosos de la isla, escondido entre los bosques y montañas de la Serra de Tramuntana, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO.  No en vano, el nombre Lluc proviene del topónimo latín Lucus, que significa “bosque sagrado”.

Las primeras noticias sobre el asentamiento de una capilla en Lluc se remontan al año 1268. En el interior del actual monasterio podrás dirigir tus plegarias a “La Moreneta”, la virgen más popular de Mallorca, que según cuenta la leyenda fue encontrada por un niño pastor.

Si eres amante de las plantas, no te pierdas la visita a su Jardín Botánico, con más de 200 variedades de plantas de las islas Baleares, algunas de ellas endémicas y en peligro de extinción, que solo se encuentran en la zona del Puig Major.

¡Y no olvides disfrutar de un reconstituyente chocolate caliente con ensaïmada, o una sabrosa o coca de patata, antes de decir adiós a este refugio natural y espiritual!

 

 

Camí des Correu

 

Camino de raíces medievales que conecta los bonitos pueblos de Esporles y Banyalbufar, el Camí des Correu discurre por los clásicos caminos de la Serra de Tramuntana rodeados de bosques de encina y unas maravillosas vistas a la costa y al Mediterráneo.

 

 

Data del año 1401, y hasta el siglo XIX constituía la única vía de comunicación del pueblo con el resto de la isla. Forma parte de la ruta de caminos de Pedra en sec (pavimentados con piedra), una técnica ancestral en la que se coloca una piedra sobre otra sin cemento, y que servían para permitir el cultivo en laderas de montaña, como paredes para delimitar las propiedades y los sembrados y como pavimento de caminos.

 

El punto de partida se encuentra en la Iglesia de Esporles. La duración es de aproximadamente 2 horas y media, y es de nuevo una excursión apta para realizar en familia por su baja dificultad y clara señalización.

 

 

Puig des Teix por el Camí de S’Arxiduc

 

Valldemossa es uno de los pueblos más bonitos de Mallorca. Situado en plena Serra de Tramuntana, una de las cumbres que lo rodean es el Puig des Teix, con sus extensos bosques de encinas. Uno de los grandes atractivos de subir al Puig des Teix es descubrir el “Camí de S’Arxiduc”, construido sobre la cima en el s. XIX a petición del Archiduque Luís Salvador, miembro de la familia imperial austríaca y una de las personalidades más relevantes de los últimos siglos en la isla. El Archiduque pasó en sus propiedades situadas entre Valldemossa y Deià largas temporadas entre 1867 y 1915.

 

 

En unos de sus múltiples viajes de investigación por el Mediterraneo, el Archiduque cartografió la costa sudeste donde se encuentran los hoteles Inturotel, hizo parada en Cala LLonga y exploró las calas de la zona dejando testimonio escrito de aquella visita:

 

"Más adelante vemos el arco natural llamado Es Pontàs, antesala de la cala Mitjana. Una cueva marina, dominio de las palomas salvajes, destaca en el acantilado rojizo, junto con una torre de vigilancia en lo alto y un promontorio de cumbre plana al que sigue Cala Ferrera. A la izquierda está el Caló de Ses Dones, cuya playa de arena está poblada de pinos, y, al fondo, vemos el Castell de Santueri y Sant Salvador".

 

 

Barranc de Biniaraix

 

Un paseo de dos horas caminando entre antiguos bancales de piedra, con unas vistas inolvidables de Mallorca. El Barranc de Biniaraix, situado cerca del bonito pueblo de Sóller, fue declarado en 1994  bien de interés cultural en la categoría de monumentos por su alto valor paisajístico, ambiental, histórico y cultural.

 

Desde tiempos inmemoriales, el camino del barranco ha constituido la vía principal de comunicación del valle de Sóller y Fornalutx con los valles del L’Ofre, Cúber, Orient o el monasterio de Lluc.

         

 

El tiempo estimado para recorrer este sendero es de unas dos horas, pero todo dependerá del ritmo que llevemos y de las paradas que vayamos realizando. Lo ideal es tomarse esta bonita excursión de una forma relajada y disfrutar del paisaje y la naturaleza.

 

¡Feliz estancia y mágicas experiencias!

Blog

Cala d’Or: un trocito de Ibiza en Mallorca
28/07/2021
Cala d’Or: un trocito de Ibiza en Mallorca
¿Sabes por qué se dice que Cala d’Or es como un trocito de Ibiza en Mallorca? ¡Enseguida te lo contamos! Y luego, si lo deseas, haz tu reserva en alguno de nuestros hoteles Inturotel en Cala d’Or y prepárate para disfrutar de los días y las noches más inolvidables del verano.    Los orígenes de Cala d’Or los encontramos en el flechazo que el pintor y dibujante ibicenco Josep Costa, “Picarol”, tuvo con este lugar de exuberante naturaleza y calas de agua cristalina hacia el año 1933.   Como la bombilla que se enciende e ilumina las mentes creativas, en la de Picarol se hizo enseguida la luz e ideó un lugar paradisiaco para desconectar y vivir rodeado de naturaleza. Aquí se encuentran algunas de las calas más bonitas de Mallorca: Cala Gran, Cala Petita, Cala Ferrera, Cala Serena y, por supuesto, Cala Esmeralda, frente al Inturotel Cala Esmeralda Beach Hotel & Spa, un exclusivo Solo Adultos con suites con piscina o terraza privada, cocina gourmet y su relajante Salinas Spa. En Cala d’Or se encuentra el tercer hotel más antiguo de la isla todavía en funcionamiento.    El paraíso que Josep Costa dibujó en su mente era una arquitectura paisajista con todas las casa blancas, cubiertas planas, muretes de piedra típica balear, zonas ajardinadas alrededor de ellas a imagen y semejanza de la isla natal del fundador. Líneas arquitectónicas sencillas, puras y orgánicas, con un respeto absoluto por el privilegiado entorno natural. La altura de la futura casa no podía superar la altura del pino más alto de la zona.  Ya en aquel entonces, la idea era que Cala d’Or se convirtiera en un lugar de descanso para artistas, gente sofisticada y viajeros sensibles en busca de las vacaciones soñadas.   El nombre de Cala d'Or, literalmente “cala de oro”, por los reflejos dorados que el sol proyecta sobre el mar en esta zona, viene de su cala homónima de Ibiza, Cala d'Hort. Costa la nombró originalmente Cala d’Hort, aunque poco después el nombre derivaría en el actual Cala d’Or.  Una vez construidas las primeras casas, arquitectos de primera línea como Josep Maria Sert o el alemán Erwin Broner, quedaron maravillados de la perfecta integración del núcleo urbano en la naturaleza.  Otro gran arquitecto que se enamoró de la costa sureste y también trabajó en la zona fue el danés Jorn Utzon.    Una característica de nuestro resort es su orografía, al estar enclavado en una costa repleta de calas, salientes rocosos, acantilados… No disponemos de un paseo marítimo como tal, si no que repartidos por todo el núcleo encontrarás accesos al mar que son auténticas ventanas sobre las aguas azules y turquesas de nuestro Mediterráneo. No te cansarás de hacer fotos.    Artistas que amaron Cala d’Or   La popularidad de Cala d’Or como lugar de ensueño para pasar unos días de vacaciones pronto corrió de boca en boca. Y así fue como, a partir de los años 70, artistas y creadores internacionales se dejaban ver por sus calles como unos residentes más: Rita Pavone, Juan Manuel Serrat...     El caso del célebre cantautor catalán Joan Manuel Serrat es muy conocido, ya que se refugió en Cala d’Or donde sus padres tenían una casa de veraneo, para componer algunos de los temas del célebre disco “Mediterraneo” de 1971. Hasta esa casa hizo llegar un  piano en un carro tirado por burros para poder ensayar junto a su amigo, el músico  Ricard Miralles.  El pintor y escultor mallorquín Riera Ferrari residió en Cala Llonga más de cuatro décadas. Inauguró el mítico local de ambiente oriental Shamas, y abrió la Galería Picarol dónde se expondría la obra de jóvenes talentos, entre ellos la del felanitxer Miquel Barceló. También fue innovador creando el Estudi Joan, un local situado en la Marina de Cala d’Or que funcionaba como galería de arte y también como café. Una idea nunca vista antes en Mallorca y ampliamente imitada después.   El epicentro de aquella vida creativa y artística era el  Bar Fernando, que hoy en día sigue abierto. Situado en el casco antiguo, una zona con apenas tráfico rodado, con pinos centenarios y un centro peatonal con mucho encanto. Allí los artistas como Serrat o  Camilo Sesto se sentaban con su guitarra deleitando con sus canciones a los asistentes llegados de todo el mundo.  Cala d’Or destaca por la variada y cualificada oferta gastronómica. En su lujosa Marina o su casco antiguo te esperan restaurantes para todos los gustos. Así como terrazas y Beach Clubs con las mejores vistas, como Sa Cala Beach Club en Cala Esmeralda. No dejes de probar los platos típicos de Mallorca y algún vino de la zona. ¡Cala d’Or destino ideal para gourmets!    ¿Verdad que apetece conocer este pintoresco enclave? El lugar que atrajo y sigue atrayendo a personas de todo el mundo por su belleza, sus playas, su gastronomía y su luz.      Pues precisamente en Cala d’Or se encuentran los hoteles de Inturotel en Mallorca, donde te esperamos con los brazos abiertos para que vivas la mejor experiencia de la isla durante tus próximas vacaciones.   
Ventajas exclusivas
TOP