Blog

Island people

Reservar
Ver todas las noticias

Blog

7 lugares para enamorarte de Palma

24/02/2021

7 lugares para enamorarte de Palma

 

Palma es la capital de Mallorca y una de las ciudades más cosmopolitas del Mediterráneo. A la vez, la esencia de su historia se conserva en cada rincón de sus calles, de sus barrios y de sus edificios más emblemáticos.

Cuando te alojes en alguno de los hoteles de Inturotel en Mallorca, no puedes dejar de visitar algunos de estos 7 lugares en Palma que te enamorarán.    

 

Catedral de Mallorca

La Catedral de Santa María, también llamada Catedral de Mallorca, es el principal edificio religioso de la isla de Mallorca. En mallorquín se la conoce como La Seu, y cuenta con el mayor rosetón del mundo gótico. Su construcción se inició en 1229, después de la conquista de Mallorca por parte del rey Jaime I, quien prometió construir un gran templo dedicado a Santa María, si la Virgen le salvaba de la muerte tras la tempestuosa travesía en barco.

 

 

Palacio de la Almudaina

Este imponente edificio, de origen romano, es una modificación del alcázar musulmán iniciado en 1281 y conocido en tiempos de la conquista por el nombre de Zuda.

En 1309 el Palacio de la Almudaina fue reedificado por el rey Jaime II, según modelo del Palacio Real de Perpiñán. En La Almudaina tuvieron sucesivamente su corte los monarcas del reino de Mallorca y los de Aragón.

 

 

Castillo de Bellver

El Castillo de Bellver es de estilo gótico mallorquín. Fue construido a principios del siglo XIV por orden del rey Jaime II. Se encuentra sobre un monte de 112 metros sobre el nivel del mar, en una zona rodeada de bosque, y domina la bahía y una parte de la isla. Su principal característica es que se trata de uno de los pocos castillos de planta circular en toda Europa, siendo el más antiguo de estos. En él se encuentra el Museo de Historia de la ciudad de Palma, abierto al público.

Concédete unos momentos para la contemplación, las vistas a la ciudad y su bahía son impresionantes. También es un lugar de leyenda, como tantos lugares de la isla. Para conocer más sobre el patrimonio intangible de Mallorca, sus leyendas, tradiciones…te invitamos a visitar www.wowmallorca.com

 

La Lonja

La Lonja de Palma de Mallorca es una de las obras maestras de la arquitectura gótica en Mallorca. Construida por Guillem Sagrera entre 1420 y 1452, fue la sede del Colegio de Mercaderes. Desde este lugar se regulaban y protegían las actividades comerciales, y se llevaba el mantenimiento del puerto gracias a la recaudación de un gravamen. El interior de Sa LLotja (como se la conoce en mallorquín) está formado por tres naves de la misma altura separada por seis columnas helicoidales sin capitel, e impresiona su elevada altura.

 

 

Baños árabes

Estos baños se consideran el testigo más antiguo del arte arquitectónico islámico en la isla y su construcción se remonta al siglo X. Fueron construidos a partir de los elementos más antiguos, reciclando, por ejemplo, capiteles de épocas anteriores (bizantinos, romanos…). Muy posiblemente formaban parte del palacio de algún noble musulmán.

Su función no sólo era la limpieza corporal, sino también la espiritual. Todavía puede percibirse el halo relajante que los invadió. En el corazón bullicioso de la ciudad se oculta aquí un lugar de tranquilidad y reflexión.

 

Casal Solleric

El Casal Solleric, hoy uno de los principales centros de arte contemporáneo de Palma, fue construido por la familia Morell a mediados del siglo XVIII. De inspiración barroca, constituye una de las últimas casas señoriales levantadas en la ciudad. Desde 1985 programa exposiciones temporales a lo largo de todo el año.

 

 

Fundación Pilar i Joan Miró

La Fundación Pilar y Joan Miró en Mallorca ofrece la posibilidad de contemplar la atmósfera de creación del genial artista Joan Miró, a través de la visión directa de sus talleres, en los que trabajó desde 1956 hasta su muerte, en 1983. Estos talleres permiten conocer su atmósfera de trabajo y reconstruir su proceso creativo mediante la contemplación de sus pinturas y sus objetos y útiles de trabajo.

 

 

 

Blog

Cala d’Or: un trocito de Ibiza en Mallorca
28/07/2021
Cala d’Or: un trocito de Ibiza en Mallorca
¿Sabes por qué se dice que Cala d’Or es como un trocito de Ibiza en Mallorca? ¡Enseguida te lo contamos! Y luego, si lo deseas, haz tu reserva en alguno de nuestros hoteles Inturotel en Cala d’Or y prepárate para disfrutar de los días y las noches más inolvidables del verano.    Los orígenes de Cala d’Or los encontramos en el flechazo que el pintor y dibujante ibicenco Josep Costa, “Picarol”, tuvo con este lugar de exuberante naturaleza y calas de agua cristalina hacia el año 1933.   Como la bombilla que se enciende e ilumina las mentes creativas, en la de Picarol se hizo enseguida la luz e ideó un lugar paradisiaco para desconectar y vivir rodeado de naturaleza. Aquí se encuentran algunas de las calas más bonitas de Mallorca: Cala Gran, Cala Petita, Cala Ferrera, Cala Serena y, por supuesto, Cala Esmeralda, frente al Inturotel Cala Esmeralda Beach Hotel & Spa, un exclusivo Solo Adultos con suites con piscina o terraza privada, cocina gourmet y su relajante Salinas Spa. En Cala d’Or se encuentra el tercer hotel más antiguo de la isla todavía en funcionamiento.    El paraíso que Josep Costa dibujó en su mente era una arquitectura paisajista con todas las casa blancas, cubiertas planas, muretes de piedra típica balear, zonas ajardinadas alrededor de ellas a imagen y semejanza de la isla natal del fundador. Líneas arquitectónicas sencillas, puras y orgánicas, con un respeto absoluto por el privilegiado entorno natural. La altura de la futura casa no podía superar la altura del pino más alto de la zona.  Ya en aquel entonces, la idea era que Cala d’Or se convirtiera en un lugar de descanso para artistas, gente sofisticada y viajeros sensibles en busca de las vacaciones soñadas.   El nombre de Cala d'Or, literalmente “cala de oro”, por los reflejos dorados que el sol proyecta sobre el mar en esta zona, viene de su cala homónima de Ibiza, Cala d'Hort. Costa la nombró originalmente Cala d’Hort, aunque poco después el nombre derivaría en el actual Cala d’Or.  Una vez construidas las primeras casas, arquitectos de primera línea como Josep Maria Sert o el alemán Erwin Broner, quedaron maravillados de la perfecta integración del núcleo urbano en la naturaleza.  Otro gran arquitecto que se enamoró de la costa sureste y también trabajó en la zona fue el danés Jorn Utzon.    Una característica de nuestro resort es su orografía, al estar enclavado en una costa repleta de calas, salientes rocosos, acantilados… No disponemos de un paseo marítimo como tal, si no que repartidos por todo el núcleo encontrarás accesos al mar que son auténticas ventanas sobre las aguas azules y turquesas de nuestro Mediterráneo. No te cansarás de hacer fotos.    Artistas que amaron Cala d’Or   La popularidad de Cala d’Or como lugar de ensueño para pasar unos días de vacaciones pronto corrió de boca en boca. Y así fue como, a partir de los años 70, artistas y creadores internacionales se dejaban ver por sus calles como unos residentes más: Rita Pavone, Juan Manuel Serrat...     El caso del célebre cantautor catalán Joan Manuel Serrat es muy conocido, ya que se refugió en Cala d’Or donde sus padres tenían una casa de veraneo, para componer algunos de los temas del célebre disco “Mediterraneo” de 1971. Hasta esa casa hizo llegar un  piano en un carro tirado por burros para poder ensayar junto a su amigo, el músico  Ricard Miralles.  El pintor y escultor mallorquín Riera Ferrari residió en Cala Llonga más de cuatro décadas. Inauguró el mítico local de ambiente oriental Shamas, y abrió la Galería Picarol dónde se expondría la obra de jóvenes talentos, entre ellos la del felanitxer Miquel Barceló. También fue innovador creando el Estudi Joan, un local situado en la Marina de Cala d’Or que funcionaba como galería de arte y también como café. Una idea nunca vista antes en Mallorca y ampliamente imitada después.   El epicentro de aquella vida creativa y artística era el  Bar Fernando, que hoy en día sigue abierto. Situado en el casco antiguo, una zona con apenas tráfico rodado, con pinos centenarios y un centro peatonal con mucho encanto. Allí los artistas como Serrat o  Camilo Sesto se sentaban con su guitarra deleitando con sus canciones a los asistentes llegados de todo el mundo.  Cala d’Or destaca por la variada y cualificada oferta gastronómica. En su lujosa Marina o su casco antiguo te esperan restaurantes para todos los gustos. Así como terrazas y Beach Clubs con las mejores vistas, como Sa Cala Beach Club en Cala Esmeralda. No dejes de probar los platos típicos de Mallorca y algún vino de la zona. ¡Cala d’Or destino ideal para gourmets!    ¿Verdad que apetece conocer este pintoresco enclave? El lugar que atrajo y sigue atrayendo a personas de todo el mundo por su belleza, sus playas, su gastronomía y su luz.      Pues precisamente en Cala d’Or se encuentran los hoteles de Inturotel en Mallorca, donde te esperamos con los brazos abiertos para que vivas la mejor experiencia de la isla durante tus próximas vacaciones.   
Ventajas exclusivas
TOP