Blog

Island people

Reservar
Ver todas las noticias

Blog

Famosos enamorados de Mallorca

27/10/2020

Famosos que se enamoraron de Mallorca

 

Mallorca es una isla que enamora. Muchos famosos de todas partes del mundo, a lo largo de los siglos, han quedado prendados de nuestro enclave mediterráneo. Virtuosos del mundo del arte y la cultura de otros tiempos como Frédéric Chopin, George Sand, Charles Chaplin, Robert Graves o Rubén Darío, por citar algunos, han pasado largas temporadas en la isla, admirando sus encantos (“el lugar más bello del mundo”, llegó a decir de Mallorca Chopin).

 

A mediados del siglo XX, la llegada de Grace Kelly y Rainiero de Mónaco provocó un enorme revuelo en la isla. Ambos eran dos apasionados de Mallorca, destino que eligieron para pasar su luna de miel. Cuando no eran perseguidos por los fotógrafos, disfrutaban saliendo a navegar y a observar la poderosa y a la vez sutil naturaleza de nuestra tierra.

 

 

¡Qué fortuna de casualidad!

 

Hay quienes planean una escapada o un viaje y hay quienes se encuentran con un paraíso por arte de magia. Este fue el caso del popular actor Errol Flynn. Flynn pretendía llegar con su barco a Gibraltar, pero el temporal le obligó a hacer escala en Mallorca. Un amanecer le bastó para enamorarse perdidamente de la isla, quedándose aquí varias semanas durante las que organizó sonadas fiestas de sociedad.

 

El actor Michael Douglas llegó a Mallorca de la mano de su primera mujer, Diandra Luker, quien desde siempre había veraneado en la isla. Durante muchos años ambos han disfrutado de su preciosa y emblemática finca, S’Estaca, en la costa de Deià. S’Estaca fue construida en el siglo XIX por otro ilustre visitante, el Archiduque Luis Salvador de Austria, como muestra de su amor a Catalina Homar, la campesina con la que vivió un largo romance.

 

Famosos integrados con el paisaje

 

Hay famosos que llevan residiendo en la isla desde hace muchos años, y que a la vez logran pasar desapercibidos. Este es el caso de Annie Lennox, la cantautora que logró el Oscar en 2004 a la mejor canción por Into the West, de El Señor de los Anillos: el retorno del rey. Lennox disfruta paseando y fotografiando la naturaleza de Mallorca, comprando en sus mercados ecológicos y apoyando iniciativas sociales como “Salvem Mallorca”.

 

Sonny BMG Music.

El tenista alemán Boris Becker también residió muchos años en una hermosa residencia en el centro de la isla, en la que experimentaba la paz que su ajetreado día a día apenas le dejaba.  

 

Cala d’Or, refugio de artistas

 

Cala d’Or, el paraíso natural con sus hermosas calas (Cala Gran, Cala Petita, Cala Esmeralda, Cala Ferrera y Cala Serena), fue morada de personajes célebres por su sensibilidad artística. A partir de los años 70 se veía pasear entre sus casas de estilo ibicenco a cantantes como Rita Pavone, Juan Manuel Serrat y Camilo Sesto, además de a escritores y actrices de fama internacional, mientras desde su helicóptero el fotógrafo Planas Montanyà inmortalizaba esta estampa mallorquina con aire ibicenco. 

 

El cantautor catalán Joan Manuel Serrat se refugió en Cala d’Or, donde sus padres tenían una casa de veraneo, para componer algunos de los temas del célebre disco “ Mediterraneo” de 1971. Hasta esa casa hizo llegar un piano en un carro tirado por burros, para poder ensayar junto a su amigo el músico Ricard Miralles.

 

Archivo RTVE

En cuanto a Camilo Sesto, residió durante muchos años también en Cala d’Or. Era muy habitual verlo pasear cerca del mar y disfrutar de este bello paraje, donde aprovechaba para desconectar entre concierto y concierto.

 

Durante aquellos veranos de los 60 y 70, el Bar Fernando, que a día de hoy sigue abierto,  se convertía en una improvisada sala de conciertos, dónde Serrat y Camilo Sesto se sentaban con su guitarra deleitando con sus canciones a todo el mundo.

 

Precisamente en Cala d’Or se encuentran los hoteles de Inturotel en Mallorca, donde podrá vivir la mejor experiencia de la isla durante sus próximas vacaciones.

 

 

 

Blog

Parque Natural de Mondragó, un aunténtico paraíso
10/06/2022
Parque Natural de Mondragó, un aunténtico paraíso
El Parque Natural de Mondragó es una de las grandes joyas naturales de la isla de Mallorca. Puedes disfrutar de una gran variedad paisajística, playas paradisíacas de aguas turquesas y arena blanca, y de la diversidad de su flora y fauna. En 1992 fue declarado Parque natural después de una gran movilización social para evitar su urbanización. Es también Área Natural de Especial Interés (ANEI) y forma parte de la Red Natura 2000 como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC). Está situado en la costa sureste de la isla, en el término municipal de Santanyí y cuenta con una extensión de más de 700 hectáreas de las cuales, 95 son de dominio público. Podrás llegar muy fácilmente desde cualquiera de nuestros hoteles situados en Cala d’Or y a tan solo a tan solo 7 km. Te recomendamos acceder al parque en bici o caminando y que evites el coche, de este modo podrás disfrutar al máximo del recorrido que atraviesa Cala Llonga, Portopetro y su bella bahía, zonas rurales…En los meses de verano podrás utilizar la línea regular de autobús 521, con parada a pocos metros de tu hotel.     Qué hacer en el Parque Natural de Mondragó El Parque Natural de Mondragó se puede recorrer a pie o en bicicleta. En la entrada hay un punto de información donde te orientaran sobre la visita , lugares de interés y todas las rutas de senderismo o bicicleta que hay habilitadas. Son rutas cortas y sencillas que se pueden realizar incluso con niños. En estas rutas disfrutarás adentrándote en el campo o bordeando la pequeña albufera o la impresionante costa. Siglos de actividad agrícola y ganadera han definido su paisaje. Destaca la gran cantidad de paredes de piedra en seco y barraques de roter (refugios de piedra utilizados como alojamiento de personas, animales o aperos) que pueden ser de vigas o de curucull (de cubierta cónica). También puedes encontrar sitges (carboneras), barracas de carboneros y hornos de cal, además de otros elementos como: varaderos para embarcaciones, canteras de piedra arenisca, pequeñas construcciones defensivas y escondrijos de contrabando.   Flora Como canta Raimon: “la genista florece i en el campo hay rojo de amapolas...”. En primavera el parque muestra todo su esplendor gracias a la diversidad de flores que lo tapizan; orquídeas, amapolas, margaritas, zarzamoras y arbustos en flor como las estepas (cistus albidus), la gatova (genista lucida), el romero (salvia rosmarinus) y los árboles con flor como el tamarindo. A ellas acuden infinidad de insectos polinizadores cruciales para que el ciclo natural se complete. Desde el parque se organizan multitud de talleres de concienciación medioambiental, uno de ellos en el marco del programa europeo www.life4polinators.com , que te recomendamos visites y en el que te animamos a participar.   En los fondos marinos del parque la Posidonia oceánica garantiza la transparencia de las aguas y es alimento y cobijo para multitud de especies. Las islas baleares son uno de los santuarios de conservación, enclaves del mediterráneo en el que esta planta submarina goza de un mejor estado de conservación y a su vez de mayor protección. Según una publicación de Greenpeace esta planta tiene 7 características maravillosas, aquí van algunas: 1) Es el ser más longevo del planeta, con 1.000.000 de años. 2) Las praderas de posidonia son el lugar de puesta y refugio de peces, crustáceos y moluscos, fomentando la biodiversidad. 3) Defiende las playas y protege la costa de la erosión. 4) Fabrica playas blancas, 5) Lucha contra el cambio climático y es nuestro pulmón del mediterráneo.     Fauna El Parque Natural de Mondragó ha sido declarado Zona Especial de Protección de las aves. Aquí los aficionados a la ornitología serán recompensados con bellos avistamientos en un entorno natural único. Es por ello que se recomienda a los visitantes mantener un bajo nivel de ruido y llevar prismáticos. Algunas de las aves habituales que te puedes encontrar en los cielos del parque son: el vencejo común (apus apus), tórtolas (Streptopelia), abubillas (Upupa epops) o cormoranes (Phalacrocoracidae). En aguas estancadas también puedes encontrar la focha común (fulica atra) i gallineta común (Gallinula chloropus). Algunas especies que también podrás observar: Cerca de la costa: Falco eleonorae, , Monticola solitarius, , Puffinus mauretanicus, etc. En el campo: Alectoris rufa, Carduelis carduelis, Milvus milvus, etc.  Más difíciles de avistar: Merops apiaster, Alcedo atthis, etc. (tal vez las veas desde tu tabla de paddle surf en las horas más tranquilas).   Algunos animales con los que puedes cruzarte: tortuga, erizo, marta, liebre… Te pedimos que por favor no les molestes i en ningún caso los toques.     Calas del Parque Natural de Mondragó Aunque no se trata de un parque marítimo terrestre como el del Archipiélago de Cabrera (que también te recomendamos visitar, consulta nuestro post Cabrera: a day in Paradise 31/05/2021), es un parque que mira al Mar en toda su extensión. El Parque abarca varias calas, de las que destacan tres: Cala Mondragó, S’Amarador y Es Borgit, aguas prístinas rodeadas de un entorno natural paradisíaco. Sus playas de arena blanca y aguas llenas de vida hacen de ellas un lugar de ensueño donde disfrutar de la paz que nos regala la naturaleza.   Cala Mondragó, también conocida como Caló de sa Font de n’Alis, es la más cercana al centro de información del parque y la de más fácil acceso. Es ideal para disfrutar en familia ya que además de tener fácil acceso, dispone de restaurante. Es considerada una de las 20 mejores playas de Mallorca y aunque puede llegar a estar algo concurrida durante los meses de pleno verano estamos seguros de que no podrás resistirte a sus aguas color turquesa.   S’Amarador, es una playa totalmente virgen y preciosa, de arena fina y con una vegetación que caracteriza su sistema dunar, actualmente en reconstrucción. También tiene un estanque que crea un embalse de agua procedente del torrente que desemboca en esta cala, en el cual se reproducen las tortugas de tierra. El topónimo de s'Amarador menciona un uso antiguo de los estanques que consistía en sumergir durante un tiempo fajos de lino y cáñamo para la obtención de fibra vegetal; o bien troncos para darles resistencia y poder ser empleados en la construcción de embarcaciones o como vigas para viviendas. Se encuentra a tan solo 400 metros de Cala Mondragó y se puede ir a pie bordeando la costa.     Caló des Borgit, la más pequeña y tranquila ya que tiene el acceso algo más complicado. Pero si lo que buscas es tranquilidad y alejarte de aglomeraciones, este es tu lugar. Tiene un entrante de mar con forma de uve y la cala se caracteriza por tener dimensiones reducidas, un pinar frondoso y arena fina, lo que le da un aspecto muy virgen. También está rodeada de acantilados de escasa altura y ofrece paz y tranquilidad ya que está alejada de los centros turísticos de la zona. El acceso por carretera es sencillo siempre y cuando se sigan las señalizaciones. Al llegar a una especie de aparcamiento y estacionar el vehículo, los últimos 300 metros se deberán realizar a pie.   Si lo que buscas es pasar unos días en plena naturaleza y lejos del bullicio, este es el lugar ideal. Desde Inturotel te invitamos a descubrir este paraíso que seguro, ¡te va a encantar!            
Ventajas exclusivas
TOP