Blog

Island people

Reservar
Ver todas las noticias

Blog

Famosos enamorados de Mallorca

27/10/2020

Famosos que se enamoraron de Mallorca

 

Mallorca es una isla que enamora. Muchos famosos de todas partes del mundo, a lo largo de los siglos, han quedado prendados de nuestro enclave mediterráneo. Virtuosos del mundo del arte y la cultura de otros tiempos como Frédéric Chopin, George Sand, Charles Chaplin, Robert Graves o Rubén Darío, por citar algunos, han pasado largas temporadas en la isla, admirando sus encantos (“el lugar más bello del mundo”, llegó a decir de Mallorca Chopin).

 

A mediados del siglo XX, la llegada de Grace Kelly y Rainiero de Mónaco provocó un enorme revuelo en la isla. Ambos eran dos apasionados de Mallorca, destino que eligieron para pasar su luna de miel. Cuando no eran perseguidos por los fotógrafos, disfrutaban saliendo a navegar y a observar la poderosa y a la vez sutil naturaleza de nuestra tierra.

 

 

¡Qué fortuna de casualidad!

 

Hay quienes planean una escapada o un viaje y hay quienes se encuentran con un paraíso por arte de magia. Este fue el caso del popular actor Errol Flynn. Flynn pretendía llegar con su barco a Gibraltar, pero el temporal le obligó a hacer escala en Mallorca. Un amanecer le bastó para enamorarse perdidamente de la isla, quedándose aquí varias semanas durante las que organizó sonadas fiestas de sociedad.

 

El actor Michael Douglas llegó a Mallorca de la mano de su primera mujer, Diandra Luker, quien desde siempre había veraneado en la isla. Durante muchos años ambos han disfrutado de su preciosa y emblemática finca, S’Estaca, en la costa de Deià. S’Estaca fue construida en el siglo XIX por otro ilustre visitante, el Archiduque Luis Salvador de Austria, como muestra de su amor a Catalina Homar, la campesina con la que vivió un largo romance.

 

Famosos integrados con el paisaje

 

Hay famosos que llevan residiendo en la isla desde hace muchos años, y que a la vez logran pasar desapercibidos. Este es el caso de Annie Lennox, la cantautora que logró el Oscar en 2004 a la mejor canción por Into the West, de El Señor de los Anillos: el retorno del rey. Lennox disfruta paseando y fotografiando la naturaleza de Mallorca, comprando en sus mercados ecológicos y apoyando iniciativas sociales como “Salvem Mallorca”.

 

Sonny BMG Music.

El tenista alemán Boris Becker también residió muchos años en una hermosa residencia en el centro de la isla, en la que experimentaba la paz que su ajetreado día a día apenas le dejaba.  

 

Cala d’Or, refugio de artistas

 

Cala d’Or, el paraíso natural con sus hermosas calas (Cala Gran, Cala Petita, Cala Esmeralda, Cala Ferrera y Cala Serena), fue morada de personajes célebres por su sensibilidad artística. A partir de los años 70 se veía pasear entre sus casas de estilo ibicenco a cantantes como Rita Pavone, Juan Manuel Serrat y Camilo Sesto, además de a escritores y actrices de fama internacional, mientras desde su helicóptero el fotógrafo Planas Montanyà inmortalizaba esta estampa mallorquina con aire ibicenco. 

 

El cantautor catalán Joan Manuel Serrat se refugió en Cala d’Or, donde sus padres tenían una casa de veraneo, para componer algunos de los temas del célebre disco “ Mediterraneo” de 1971. Hasta esa casa hizo llegar un piano en un carro tirado por burros, para poder ensayar junto a su amigo el músico Ricard Miralles.

 

Archivo RTVE

En cuanto a Camilo Sesto, residió durante muchos años también en Cala d’Or. Era muy habitual verlo pasear cerca del mar y disfrutar de este bello paraje, donde aprovechaba para desconectar entre concierto y concierto.

 

Durante aquellos veranos de los 60 y 70, el Bar Fernando, que a día de hoy sigue abierto,  se convertía en una improvisada sala de conciertos, dónde Serrat y Camilo Sesto se sentaban con su guitarra deleitando con sus canciones a todo el mundo.

 

Precisamente en Cala d’Or se encuentran los hoteles de Inturotel en Mallorca, donde podrá vivir la mejor experiencia de la isla durante sus próximas vacaciones.

 

 

 

Blog

Cala d’Or: un trocito de Ibiza en Mallorca
28/07/2021
Cala d’Or: un trocito de Ibiza en Mallorca
¿Sabes por qué se dice que Cala d’Or es como un trocito de Ibiza en Mallorca? ¡Enseguida te lo contamos! Y luego, si lo deseas, haz tu reserva en alguno de nuestros hoteles Inturotel en Cala d’Or y prepárate para disfrutar de los días y las noches más inolvidables del verano.    Los orígenes de Cala d’Or los encontramos en el flechazo que el pintor y dibujante ibicenco Josep Costa, “Picarol”, tuvo con este lugar de exuberante naturaleza y calas de agua cristalina hacia el año 1933.   Como la bombilla que se enciende e ilumina las mentes creativas, en la de Picarol se hizo enseguida la luz e ideó un lugar paradisiaco para desconectar y vivir rodeado de naturaleza. Aquí se encuentran algunas de las calas más bonitas de Mallorca: Cala Gran, Cala Petita, Cala Ferrera, Cala Serena y, por supuesto, Cala Esmeralda, frente al Inturotel Cala Esmeralda Beach Hotel & Spa, un exclusivo Solo Adultos con suites con piscina o terraza privada, cocina gourmet y su relajante Salinas Spa. En Cala d’Or se encuentra el tercer hotel más antiguo de la isla todavía en funcionamiento.    El paraíso que Josep Costa dibujó en su mente era una arquitectura paisajista con todas las casa blancas, cubiertas planas, muretes de piedra típica balear, zonas ajardinadas alrededor de ellas a imagen y semejanza de la isla natal del fundador. Líneas arquitectónicas sencillas, puras y orgánicas, con un respeto absoluto por el privilegiado entorno natural. La altura de la futura casa no podía superar la altura del pino más alto de la zona.  Ya en aquel entonces, la idea era que Cala d’Or se convirtiera en un lugar de descanso para artistas, gente sofisticada y viajeros sensibles en busca de las vacaciones soñadas.   El nombre de Cala d'Or, literalmente “cala de oro”, por los reflejos dorados que el sol proyecta sobre el mar en esta zona, viene de su cala homónima de Ibiza, Cala d'Hort. Costa la nombró originalmente Cala d’Hort, aunque poco después el nombre derivaría en el actual Cala d’Or.  Una vez construidas las primeras casas, arquitectos de primera línea como Josep Maria Sert o el alemán Erwin Broner, quedaron maravillados de la perfecta integración del núcleo urbano en la naturaleza.  Otro gran arquitecto que se enamoró de la costa sureste y también trabajó en la zona fue el danés Jorn Utzon.    Una característica de nuestro resort es su orografía, al estar enclavado en una costa repleta de calas, salientes rocosos, acantilados… No disponemos de un paseo marítimo como tal, si no que repartidos por todo el núcleo encontrarás accesos al mar que son auténticas ventanas sobre las aguas azules y turquesas de nuestro Mediterráneo. No te cansarás de hacer fotos.    Artistas que amaron Cala d’Or   La popularidad de Cala d’Or como lugar de ensueño para pasar unos días de vacaciones pronto corrió de boca en boca. Y así fue como, a partir de los años 70, artistas y creadores internacionales se dejaban ver por sus calles como unos residentes más: Rita Pavone, Juan Manuel Serrat...     El caso del célebre cantautor catalán Joan Manuel Serrat es muy conocido, ya que se refugió en Cala d’Or donde sus padres tenían una casa de veraneo, para componer algunos de los temas del célebre disco “Mediterraneo” de 1971. Hasta esa casa hizo llegar un  piano en un carro tirado por burros para poder ensayar junto a su amigo, el músico  Ricard Miralles.  El pintor y escultor mallorquín Riera Ferrari residió en Cala Llonga más de cuatro décadas. Inauguró el mítico local de ambiente oriental Shamas, y abrió la Galería Picarol dónde se expondría la obra de jóvenes talentos, entre ellos la del felanitxer Miquel Barceló. También fue innovador creando el Estudi Joan, un local situado en la Marina de Cala d’Or que funcionaba como galería de arte y también como café. Una idea nunca vista antes en Mallorca y ampliamente imitada después.   El epicentro de aquella vida creativa y artística era el  Bar Fernando, que hoy en día sigue abierto. Situado en el casco antiguo, una zona con apenas tráfico rodado, con pinos centenarios y un centro peatonal con mucho encanto. Allí los artistas como Serrat o  Camilo Sesto se sentaban con su guitarra deleitando con sus canciones a los asistentes llegados de todo el mundo.  Cala d’Or destaca por la variada y cualificada oferta gastronómica. En su lujosa Marina o su casco antiguo te esperan restaurantes para todos los gustos. Así como terrazas y Beach Clubs con las mejores vistas, como Sa Cala Beach Club en Cala Esmeralda. No dejes de probar los platos típicos de Mallorca y algún vino de la zona. ¡Cala d’Or destino ideal para gourmets!    ¿Verdad que apetece conocer este pintoresco enclave? El lugar que atrajo y sigue atrayendo a personas de todo el mundo por su belleza, sus playas, su gastronomía y su luz.      Pues precisamente en Cala d’Or se encuentran los hoteles de Inturotel en Mallorca, donde te esperamos con los brazos abiertos para que vivas la mejor experiencia de la isla durante tus próximas vacaciones.   
Ventajas exclusivas
TOP